Guatemala, 25 de octubre de 2017 – La organización latinoamericana Fondo Verde y la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje (LALI) premiaron la iniciativa Caribe Maya que promueve emprendimientos de turismo sostenible en la costa atlántica de Guatemala y Honduras.  El premio fue otorgado en Colombia, el marco de la segunda convocatoria del nodo LALI Buenas Prácticas 2017, “Sostenibilidad y Responsabilidad Social del Turismo en favor del Paisaje y el Patrimonio Cultural en Latinoamérica”.

Caribe Maya obtuvo una mención especial en la categoría de proyectos de paisaje y turismo rural comunitario.  En la convocatoria, los jueces evaluaron cada proyecto según parámetros de sostenibilidad, responsabilidad social y comercio justo, adaptados de los criterios del Consejo Global de Turismo Sostenible (GSTC), que permiten apreciar beneficios positivos y tangibles para la naturaleza y el paisaje, protección del patrimonio cultural, el desarrollo económico de las comunidades locales y transmitiendo experiencias auténticas a los turistas.

Considerando la fragilidad natural y cultural del Sistema Arrecifal Mesoamericano, WWF Guatemala / Mesoamérica creó hace 10 años un programa dedicado a la conservación de este sistema. Además de abordar temas relacionados con protección de recursos naturales y prácticas de sostenibilidad ambiental, WWF-Guatemala / Mesoamérica también ha trabajado con emprendimientos de turismo sustentable en esta región.  Dichos emprendimientos son de gestión comunitaria y ubicados en áreas protegidas, como estrategia de conservación y puesta en valor de los recursos naturales y culturales que poseen.

Dentro de las actividades del proyecto se desarrolló la iniciativa “Caribe Maya, Desconectado”.  Uno de los objetivos prioritarios de la iniciativa es posicionar el destino Caribe Maya como la región turística en donde la belleza del Mar Caribe funde las culturas vivas maya y garífuna, en un entorno de autenticidad sostenible.

Tanto en Guatemala como en Honduras, Caribe Maya ya cuenta con apoyo institucional para asegurar la continuidad de esta iniciativa.  En el caso de Guatemala, se tiene el respaldo del Instituto Guatemalteco de Turismo y para Honduras, la iniciativa cuenta con el aval del Instituto Hondureño de Turismo.  Ambas entidades velarán por la adecuada promoción y comercialización necesarias, bajo el modelo de turismo sostenible, con gestión comunitaria y a través de las Centrales de Reservaciones con las que se cuenta en Izabal, Guatemala y La Ceiba, Honduras.

Además, esta iniciativa cuenta con el apoyo de la Asociación de Representantes de Comunidades Turísticas de Honduras (LARECOTURH) y la Asociación de Programas de Gestión Ambiental Local (ASOPROGAL) quienes también estarán involucrados en la gestión de los destinos turísticos.  Esta iniciativa impulsa 12 emprendimientos comunitarios que se ubican en las áreas protegidas de Izabal, Guatemala y la Costa Norte de Honduras.